Politica

25.jun.2015 / 08:07 am / Haga un comentario

El Alcalde Alfredo Mendoza recordó que el Comandante, Hugo Rafael Chávez Frías, afirmaba constantemente que él “no era indispensable para el proceso revolucionario”, que su aporte ya había sembrado la semilla y que el pueblo le tocaba ahora llevar las banderas del proceso 01bolivariano. Esto significa que al pueblo le corresponde lidiar con una oposición violenta y  excesivamente golpista. Al partir el Comandante Supremo hacia su inmortalidad, no solamente no habían podido acallarse aún ese discurso incendiario de una ultraderecha cada vez más contaminada por el interés extranjero y más desesperada al no contar con el apoyo del pueblo. La muerte del Comandante Chávez, les hizo malentonarse, creer que por los atajos podrían volver al poder y todo lo que ello significaba: explotación de nuestros recursos naturales en manos de los países imperialistas.

La ultraderecha en Venezuela está hipotecada; se dice que el Gobierno se ha vendido a los “chinos”, que los préstamos para el Fondo Chino, no son más que una Carta blanca para que nuestros honorables aliados de la República popular de China, tomen posesión, a bajos precios, de los recursos de todas y todos los venezolanos. Esa inmensa mentira la han repetido tantas veces que hasta camaradas del proceso revolucionario, hoy día creen que ciertamente estamos endeudados a los chinos. Nada de eso, con China se tiene una Alianza Estratégica, la cual, a diferencia de la que tenían los gobiernos de la cuarta República con los Estados Unidos de Norteamérica, puesto que esos convenios con los EE.UU., implicaban dependencia eterna, y los criterios de los convenios con China e Irán, contempla trabajo cooperativo y transferencia tecnológica. Para muestra un botón: hoy en día en Venezuela se cuenta con empresas que están produciendo computadores y teléfonos celulares con tecnología de punta, en las cuales China inició sus operaciones y por la transferencia de tecnológica, actualmente se cuenta con mano de obra calificada venezolana, con un mínimo de dependencia con China u otros países que apoyaron la iniciativa tecnológica. Es decir, si el Gobierno Bolivariano tiene deudas, son deudas operativas, pero para nada ha hipotecado el futuro de nuestros hijos y nietos. No se puede decir lo mismo de la ultraderecha, porque en manos del Imperio, siempre prevalecerá la dependencia y la explotación indiscriminada de nuestros recursos naturales no renovables.Mendoza expresó que a todas estas, una disociación simple, esto se ha de entender, como una lesión en la estructura cerebral de los grupos opositores, llamémosle “A”, que interfieren en la ejecución de una función “X”, que sería el Gobierno Nacional y sus políticas sociales, pero no en la de una función “Y”, que se refiere a la paz y al trabajo para el progreso colectivo. Esto permite inferir que la función “X” y la función “Y” son, de algún modo, son independientes en la concepción de mundo de un opositor disociado.

Según los médicos e investigadores neurológicos, para minimizar el efecto de esa disociación simple, es necesario re-educar a quienes la padecen, pero no se trata de ideologizar, porque la idea es enseñar a estos compatriotas al fin y al cabo, a comprender que desde su centro de diferencia política e ideológica, pueden vivir en sociedad sin confrontar el sano curso de políticas públicas que beneficien a todos los miembros de la sociedad. El síntoma primordial de quien padece disociación simple, es la violencia. De allí, ese discurso incendiario de la “Salida” que en el 2014, trajo luto nacional al perderse vidas inocentes, en guarimbas que traspasaron el sentido común y el respeto a la dignidad humana.

El mandatario municipal concluyó, que a esta disociación simple se una el término “Disociación Psicótica”, el cual,  según Pablo Pascual González, Miembro del Comité de Solidaridad con América Latina de Asturies, lo define un fenómeno psicosocial resultado del proceso sistemático de manipulación mental por medio de imágenes y mensajes audiovisuales dirigidos al consciente y al subconsciente de los individuos, con el objetivo de establecer determinados modelos y esquemas de comportamiento y entendimiento que crean una realidad distorsionada. Es decir, el individuo disociado pierde progresivamente su capacidad de definir la frontera entre lo verdadero y lo falso, se le hace difícil analizar e interpretar razonable y objetivamente sus necesidades, los hechos y los fenómenos sociales, políticos y económicos, fuera de los conceptos y patrones que le han sido implantados a través de masivas campañas informativas, difundidas principalmente por prensa, televisión, radio, cine e Internet. A esta calamidad nos enfrentamos con la oposición venezolana.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.