Jornadas Sociales

La Plaza Bolívar de Biscucuy, así como el Gimnasio Manuel  “Manolo” Arias se convirtieron en escenario para iniciar el proceso de firma1recolección de 34 mil firmas contra el decreto anunciado por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barack Obama. La jornada fue dirigida por el Alcalde Bolivariano Alfredo Mendoza, en compañía del Legislador Argenis García, Concejales de la Patria, Jefes y Jefas de Circulo de Lucha Popular, militantes del PSUV, UBCH; Patrulleros y Patrulleras de vanguardia, Gran Polo Patriótico, Consejos Comunales, Unellez, Misiones Sociales y Educativas, sector salud y Educación, lográndose desbordar de pueblo las instalaciones del Gimnasio Cubierto Manuel “Manolo” Arias con la presencia de más de mil cuadros de la revolución que asistieron para apoyar la campaña “Venezuela no es una amenaza, somos esperanza”.

Al respecto, el líder revolucionario de la zona alta Alfredo Mendoza señaló que el 9 de marzo del 2015, el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, formalizó, por vía de un Decreto, una nueva agresión contra la soberanía y la democracia de Venezuela; en dicho Decreto, Barack Obama, Presidente norteamericano, declaró a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses”.El documento ha sido rechazado por gran parte de la comunidad latinoamericana e internacional, volcándose a apoyar a la República Bolivariana de Venezuela, en la defensa de su soberanía. Por ejemplo, el Comunicado de la Unión de Naciones Suramericanas, manifestó su rechazo al Decreto Ejecutivo del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, por cuanto constituye una amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados; reafirmaron que su compromiso es con la plena vigencia del Derecho Internacional, la Solución Pacífica de Controversias y el principio de No Intervención, y reiteran su llamado a que los Gobiernos se abstengan de la aplicación de medidas coercitivas unilaterales que contravengan el Derecho Internacional.firma2

Por su parte, la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), renovaron el mandato contenido en la Resolución 02-2014 de la Comisión de Cancilleres para seguir acompañando un diálogo político con todas las fuerzas democráticas venezolanas, con el pleno respeto al orden institucional, los derechos humanos y el estado de derecho. Las excusas que se han dado se han movido en el escenario de “malformación” y el “manejo mediático”; han calificado la actitud de defensa del Gobierna Nacional de Nicolás Maduro, en su acción preventiva y de resguardo de la democracia en Venezuela, como un acto de “violación a los derechos humanos”. La actitud valiente de nuestro Presidente ha sido en resguardo de la institucionalidad democrática, del Estado de Derecho y de la preservación del movimiento bolivariano en su transición al Estado socialista, como la vía para la conquista plena de la suprema felicidad. En el país hay “políticos presos”, por delitos comunes y por “traición a la Patria”; no hay “presos políticos” por su pensamiento o consciencia, esa matriz de opinión, falsa y rastrera, ha querido mancillar el honorable nombre de nuestra República y del legado heroico y pacifista del Comandante Eterno Hugo Chávez.

A todas estas: ¿Qué necesidad tenía el Gobierno yanqui para Decretar en el rigor de emergencia, la consideración de valorar a Venezuela como una amenaza nacional? Desde el derecho internacional comparado y desde las propias características de la legislación norteamericana, según nos hemos instruido, los decretos de emergencia que el Ejecutivo introduce para la aprobación del legislativo, son en esencia cartas blancas para la actuación expedita del Ejecutivo, a los fines de revertir las mencionadas amenazas por las cuales se introduce el decreto de emergencia. Dicho de otra forma, en situaciones regulares la política exterior del Ejecutivo, está siempre condicionada a las decisiones que debe refrendar el Parlamento en cualquier materia, excepto en aquellas que son de carácter de emergencia y que exigen la actuación inmediata del Ejecutivo. Por lo tanto, argumentar que es un Decreto que viene a ayudar a consolidar los valores democráticos en el país, es una “cortina de humo” para disfrazar el sentido imperialista de tener “carta blanca” para intervenir nuestro suelo soberano en búsqueda de sus intereses económicos-capitalistas. Los derechos humanos, son parte de esa cortina de humo, para darle cierto sentido de justificación del recurso legal contra Venezuela, muy parecida la actuación que los EEUU, hicieran para lanzar su “bombardeo humanitario” en Libia y terminar armando a la rama de Al-Qaeda en Siria.

A todas estas, y tomando ideas del comentarista internacional Walter Martínez, del programa de TV, canal 8, “Dossier”, lo asumido por Obama no es nuevo. Un referente de este tipo de legislaciones fue firmado por él, en septiembre de 2014, por medio de una Ley que amplió la autoridad del Pentágono para entrenar y armar a los rebeldes sirios, en la lucha contra el Estado Islámico, pero, al mismo tiempo, para derrocar a Bashar al-Assad, considerado una amenaza para Estados Unidos de Norteamérica. Esta Ley, de financiamiento, se enmarcó en el Decreto Ley de 2011, mediante el cual el Congreso autorizó a Obama a actuar para preservar la paz en el Medio Oriente, en torno a la situación interna de Siria que comenzaba a desquebrajarse; así pasó en Libia y en Afganistán, tomando cuerpo la llamada Política Integral de Seguridad para el Medio Oriente, que no  es otra cosa que un plan intervencionista gringo desarrollado bajo el supuesto de brindar garantías de estabilidad política en la zona energética del planeta, deponer regímenes autoritarios y luchar contra el terrorismo.

En una palabra, ese fulano Decreto no es nada nuevo; lo han utilizado contra pueblos milenarios, pero la garantía de no permitir su accionar o desenlace, está en combatir, abiertamente, la guerra comunicacional, que tiende a valerse del arma de destrucción masiva de la “desinformación”, para entregar a la ultraderecha que quema banderas y las pinta de negro, las condiciones de violencia que han mantenido todo este caos social y económico que se le quiere adjudicar a un Gobierno pacifista, democrático, revolucionario, chavista. ¡Todos a Firmar contra del Decreto Imperial que busca vulnerar la Soberanía de nuestro pueblo!

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.