Jornadas Sociales

10.mar.2014 / 07:59 am / Haga un comentario

En este tiempo de crisis es importante volver al pensamiento del Comandante Supremo Hugo Chávez, quien desde el 2010, declaracion1en sus intervenciones y discursos, dejo toda una orientación de qué hacer ante situaciones de crisis y cómo avanzar en el proceso revolucionario.

 “La coyuntura política y económica  que hoy está atravesando nuestro país es la confrontación con un grupo minoritario de adversarios; Chávez los describió en su tiempo como apátridas, aunque advirtió: <No hay adversario pequeño. Nadie debe despreciar ningún adversario…Uno recuerda el deporte; yo aprendí a perder desde  niño, a reconocer a un bateador cuando no pude y me sacó la pelota de jonrón. A mí me gusta, incluso, darle la mano y un abrazo. Ah, pero también aprendí a ganar y a ser humilde en la victoria y aspirar a un adversario que reconozca con honor nuestra victoria…No podemos subestimar al adversario en ninguna batalla, ni en la guerra ni en la política. Al adversario hay que darle su justo peso>.  Y es por esto que el Presidente Nicolás Maduro está entendiendo las pulsaciones de un adversario pequeño pero sanguinario; un adversario que se esconde en la violencia para trastocar la institucionalidad de una democracia robusta y con amplios espacios para el diálogo y la confrontación de ideas. Pero como los adversarios existentes carecen de propuestas e ideas para el país, no les queda de otra que recurrir a la violencia”. Señalo MendozaA su vez agrego que “Lo que está proliferando en el país, por parte de este grupo minoritario, es la anarquía; y el Presidente Chávez le puso nombre a esa realidad: <¡Cuidado con la anarquía! Cuando llegamos al caos  y a la anarquía, se pone en peligro la existencia no solo de la Repúdeclaracion2blica, no solo del Estado, sino de la nación misma como un todo>. Estos grupos anárquicos afectan la autodeterminación de los pueblos; ante realidades como éstas Hugo Chávez expresaba que no <…aceptamos presiones de nadie, en todo caso es la presión de nosotros mismos; tampoco presionamos a nadie, porque respetamos la soberanía de todos los  pueblos del mundo, de todos los gobiernos del mundo y nos aferramos a un principio fundamental de lo que debe ser la autodeterminación de los pueblos…>”Mendoza agregó que “Por otro lado, Chávez ante la contrarrevolución, marcó pauta: <Nunca olvidemos que debemos cerrarle el paso a la  contrarrevolución y a su amo, el imperio yanqui…Mientras más contraataque el imperio, más fuerte  será el contraataque de los pueblos, el contraataque de la revolución…> El Presidente Chávez se refirió siempre a que no era lo mismo hablar de revolución democrática,  que de democracia revolucionaria; la primera se refiere a la libertad de ser contestatarios e increpar las causas que consideremos injustas; la segunda, la democracia revolucionaria, se refiere a la democracia fuerte, activa y permanente, y esa es la ruta que debemos seguir quienes tenemos la responsabilidad de representar los valores del pueblo y del proceso bolivariano inspirado por Chávez”.

 “A todas estas, en el año 2000, el Presidente Chávez hizo público un documento con ideas generales para afianzar el proceso revolucionario y buscar crear las condiciones necesarias para el Estado Socialista. Chávez reflexionaba entonces que el mundo de hoy se enfrenta, a un modelo de la Globalización, resultante de la proyección del neoliberalismo en el ámbito internacional. Dentro de él se abre paso de manera alternativa un modelo democrático y justo de bienestar nacional y local, que pretende rescatar valores humanos y espirituales, mediante el establecimiento de una cooperación internacional solidaria. Así como hay aspectos negativos, es innegable que hay aspectos del fenómeno globalizador que podrían ser aprovechados favorablemente. Pareciera, expresaba Chávez, que hoy en día se está inaugurando el tiempo del liderazgo de la sociedad civil, no comprometida con los grandes poderes económicos y políticos. En el mundo corporativo-económico, enfrentado a cambios profundos generados por su propia dinámica social, plantea un nuevo capitalismo con sensibilidad social y ambiental, cuya característica ha de ser antiimperialista y socialista; quiérase o no, expresaba Chávez, ese camino determinará <…el desenlace de todas las fuerzas en el futuro>”.

 “Sabias posturas del Comandante Supremo, que es necesario repensarlas, lacerarlas e interiorizarlas, para tener mayor precisión en cuanto a las tareas por desarrollar en esta situación atípica  motivada por el Imperio y los lacayos nacionales contrarrevolucionarios. ¡Victoria y Batalla Popular! ¡Hacia un Estado Socialista y Comunal Independiente y Soberano!”. Finalizó

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.