Campaña

28.ene.2013 / 08:27 am / Haga un comentario

El alcalde Alfredo Mendoza, expresó, que mencionar a Hugo Chávez, es mencionar la emancipación; sobre todo mencionar la dignidad de los pueblos que después de cinco siglos aún siguen siendo acosados por los Imperios. Cuando un latinoamericano dice “yo soy Chávez”, está aludiendo al símbolo que significa tener moral para exigir respeto; contar con valores e identidad para construir una Patria, una morada que no sea usurpada, menos aún dilapidada y expropiada. Decir: “Yo soy Chávez”, es recordar la gesta heroica de quienes como mártires fueron asesinados por la espada del Conquistador; Túpac Amaru (1545-1572), el último líder nativo moderno del Imperio Inca en el Perú, le hicieron varios intentos para convertirlo al cristianismo pero él nunca doblegó su fe; los cinco generales incas capturados recibieron un juicio sumario en el que nada fue dicho en su defensa y fueron sentenciados a la horca. Varios de los que murieron de las severas torturas que recibieron fueron también colgados. Cuentan que lo montaron en una mula con las manos atadas a su espalda y una soga alrededor del cuello, Túpac Amaru subió al patíbulo acompañado por el obispo de Cuzco, mientras lo hacía, se dice, una multitud de indios vieron el espectáculo de que su señor Inca iba a morir, pero no fue una muerte indigna, él la confrontó con gallardía, sobre todo porque quería ser ejemplo para su pueblo. Esos son los genes que llevamos los latinoamericanos y es nuestra identidad aguerrida, rebelde, impetuosa la que se muestra en todas las acciones y en todos los escenarios donde un latinoamericano pisa suelo.

Mendoza agregó, que cuando se piensa en Revolución, aparece el nombre de Hugo Chávez, porque él ha logrado sintetizar en su ejemplo de vida, cinco siglos de dolor, de tragedia, de saqueos por parte de Imperios que, con la confabulación de criollos apátridas, han ido consumiendo nuestras reservas de energía y nuestros sueños. Hoy América Latina asume un compromiso distinto con la historia universal; un compromiso de ser referente de una transformación social y política, que ya ha dejado de ser solamente de Venezuela para ir más allá de otros continentes. El movimiento bolivariano de Alemania, hace unos días, enviaba una salutación y buenos deseos a la salud del Comandante Presidente Hugo Chávez, muestra de que el liderazgo que una vez fue nacional, hoy es continental, internacional y planetario.

La propuesta del Comandante Presidente denominada Plan Socialista de la Patria 2013-2019, es un documento destinado en primer lugar a orientar la política nacional hacia una sociedad socialista, de justicia y derecho; pero a la vez, es un documento que engloba las necesidades e intereses de los pueblos del mundo. España, a finales del 2012, a través del movimiento bolivariano de Madrid, sacó un comunicado exhortando al Gobierno español a considerar los objetivos históricos del plan de Hugo Chávez, dado que en buena medida eran principios fundacionales de una nueva civilización, más humanizada, más adherida a los problemas sensibles de la gente y sobre todo, una sociedad consciente de su responsabilidad ecológica y protectora del medio ambiente.

Asimismo, el alcalde sucrense indicó que los cinco objetivos del Plan de la Patria tienen un vínculo directo con las experiencias ciudadanas en cada localidad. El primer objetivo dice que es necesario mantener la independencia nacional: “Venezuela hasta hace una década era doblemente maniatada, dominada. Hoy Venezuela es políticamente hablando un país independiente y debemos defender el bien más preciado que hemos logrado en trece años de revolución bolivariana: la independencia”. Esa independencia está ganada con creces y en el caso del municipio Sucre se ha acrecentado su razón de ser en el marco de las políticas de preservación de la autonomía en lo social, político, económico y cultural. Cuando se hacen mesas de diálogo, cuando se activan las Asambleas de Ciudadanos y Ciudadanas, se está articulando la independencia de los pueblos y en eso no sólo estamos activos, sino que es un principio de vida para los sucrenses portugueseños.

El segundo objetivo se refiere a profundizar el socialismo en el país: “Es proyecto original del Libertador Simón Bolívar, darle continuidad a la construcción del socialismo. Intentemos penetrar en la clase media con el discurso la argumentación y las ideas. En el sector C y B también debemos ir con las ideas”. En este aspecto, el gobierno local del municipio Sucre, en sintonía con el Gobierno Estadal del Comandante Gobernador Wilmar Castro Soteldo, está en la tarea de abrir los espacios de participación ciudadana, motivando al pueblo a ejercer su soberanía y a transformarse definitivamente en un poder popular.   El tercer objetivo se refiere a convertir a Venezuela en potencia social: “En Socialismo, Venezuela se posiciona como el país más feliz de Suramérica. Bajo el Capitalismo, hubiera sido imposible. La propiedad social de los medios de producción a nivel de la comuna y la parroquia es vital. Con ellas convertiremos al país en una verdadera potencia en lo económico y en lo social”. Y es que articulando las Leyes del Poder Popular, se hará posible cambiar las estructuras de pensamiento de algunos grupos de la sociedad profundamente alienados, para incluirlos en la generación de esa potencia de acción y convicción revolucionaria, que eleve por encima de lo administrativo-financiero, lo humano.

En cuanto al cuarto objetivo, la máxima autoridad municipal manifestó que este propone acabar con la unipolaridad del imperio: “El cuarto objetivo histórico es que Venezuela siga contribuyendo con el levantamiento de un mundo multipolar. El proyecto del majunchismo es el capitalismo que nos llevaría a un nuevo caos”. En una palabra, imponer la soberanía y radicalizar la lucha contra la especulación y la pillería capitalista. Ese ataque se está labrando en la institucionalidad de los poderes públicos locales del municipio Sucre; se está tomando la iniciativa de generar conciencia de que el mundo no sólo le pertenece a los Imperios, sino que es un mundo de todos y todos estamos representados por ese mundo. Y el quinto objetivo se refiere a contribuir a la salvación del planeta: “Tenemos que contribuir con la conservación de la vida en la Tierra. Es deber del socialismo, de nuestro socialismo, contribuir con la salvación del mundo”. En pocas palabras, apoyar las banderas de un desarrollo sostenible que garantice la supervivencia de la naturaleza y estimule la paz por encima de los intereses mezquinos de las clases privilegiadas.

Finalmente, el licenciado Alfredo Mendoza, aseveró que en n el epicentro de la vida moderna hay una voz que busca no sólo bienestar para su pueblo, sino que su amor es tan grande por la humanidad que aspira contribuir, desde la trinchera que le toque estar, con ese mundo que en momentos es irreverente, pero que cuando uno se acerca al detalle, es un mundo que ha estado ausente de liderazgo, de caminos de paz y tolerancia, de bienaventuranza, de fe; ese mundo tiene en la voz de Hugo Chávez su punto de apoyo y desde ella, sin que quede nada por dentro al decirlo, se está moviendo el mundo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.