Campaña

21.feb.2013 / 08:37 am / Haga un comentario

El Alcalde Alfredo Mendoza, afirmó que el pasado 18 de febrero del presente año, volvió nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez; hoy la matriz de opinión opositora es que “el Presidente no se ha visto”. No tienen otra opinión que dar. No entiende lo trascendente de un hombre que respira y vive por su pueblo; un pueblo que asumió a su líder como su símbolo de independencia. Un líder que actúa por amor, por sentimientos inmensos hacia “su pedazo de tierra” como lo describiera el Comandante Fidel Castro, al aludir que Hugo Chávez volvía a Venezuela, a ese “pedazo de tierra que tú tanto quieres”.“Yo soy Chávez”, y ¡Chávez es como yo ¡ Sí; el pueblo y sus liderazgos locales nos sentimos “Chávez”, y eso se debe a una única realidad: porque él nos trasfirió ese amor por la Patria. Cada miembro de un Consejo Comunal, cada Patrullero, cada ser que asume la representación de su gente, es un ser humano invadido por el amor, por el deseo inmenso de darle a cada ciudadano y ciudadana, una mejor calidad de vida. Todos somos responsables al ser “Chávez”, de un canto por la libertad de la América Latina de Simón Bolívar; todos somos responsables de llevar hasta sus últimas consecuencias, el compromiso de una segunda independencia que, gracias a Hugo Chávez, hoy podemos celebrar hasta en el más apartado rincón de Venezuela.

Mendoza expresó, que en un sentido puntual, todos somos revolucionarios como Hugo Chávez; y por esa razón, su retorno a suelo Patrio ha significado tener de cerca al Comandante-amigo; al hombre que nos ha enseñado el valor de la lealtad; al hombre que no le ha importado sacrificar su vida en razón de la causa noble de liberar a su pueblo. La última Carta que nos hiciera llegar el Comandante Presidente, simplifica esa presencia humana y revolucionaria de un hombre que a pesar de sus vicisitudes, sigue guerreando por su gente. Dice el Presidente Chávez: “…Quienes de la mano de Bolívar, Robinson y Zamora, nos levantamos en armas y salimos aquella madrugada a jugarnos la vida por la patria y por el pueblo, teníamos plena conciencia de que en Venezuela había tocado fondo tres años atrás con la rebelión del 27 de febrero de 1989 que nos había marcado el camino, el pueblo en esa fecha ofrendó su vida combatiendo en las calles el neoliberalismo salvaje que Washington pretendía imponernos. Quienes estábamos en filas militares no queríamos seguir cargando la ignominia de ser una guardia pretoriana de ser una clase política tan opresora y corrupta como criminal, nunca más nos iban a utilizar para ahogar en sangre el justo clamor popular. El Caracazo señaló un fin y un comienzo, fin de un sistema ahogado en la desvergüenza, comienzo de una época de cambios que exigía renacer en dignidad popular…”

Y en un cierre de su reflexión culmina el Comandante Presidente Hugo Chávez: “Quienes irrumpimos contra las tinieblas de la injusticia y la indignidad que abrumaban a Venezuela por aquel entonces estábamos como decía el Che Guevara guiado por grandes sentimientos de amor, un amor bolivariano, popular, rebelde, combatiente, un infinito frenesí libertario que nos llevó, como quería el padre Libertador, a echarnos al miedo a la espalda para salvar la patria…Mantengamos siempre en alto la divisa del padre Libertador, unidad, unidad, unidad, proclamemos sin vacilaciones la unidad y construyamos cada día, inspiramos que el imperio y sus lacayos en su reiterado intento de dividirnos se salgan con la suya, hagamos que florezca el bien inestimable de la unión, todavía tenemos mucha patria que libertar y por eso mismo necesitamos estar cada vez más unidos como pueblo…”

El mandatario sucrense, aseguró que ese es Chávez: “¡puro corazón de Patria!” Hoy más que nunca es deber de los revolucionarios seguir esforzándonos por hacer las cosas bien; que desde el más humilde ser humano de nuestras comunidades, hasta el más talentoso, sientan que cuentan con “muchos Chávez” para hacer una gestión de gobierno estadal o local, con el más alto sentido de la eficiencia y eficacia. No tenemos derecho a equivocarnos, menos a estar aislados de nuestro pueblo. Nos debemos a todos y todas; y ese sentimiento de responsabilidad y admiración hacia los valores de la Patria y nuestro pueblo, reivindica cada día más que estamos por la vía correcta y que, por siempre, tenemos un líder que vivirá y vencerá sea cual sea las adversidades. ¡Viva Chávez! ¡Yo soy Chávez!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.