Politica

20.ago.2015 / 09:02 am / Haga un comentario

El Alcalde revolucionario Alfredo Mendoza recordó los hechos del 2006, considerando que es necesario tener una memoria clara de todo cuanto 1ha venido haciendo la oposición en Venezuela para opacar el esfuerzo del pueblo en su búsqueda de identidad y liberación plena, se vieron menguados en los procesos electorales y llamaron a una coalición de partidos políticos en lo que sería según ellos un movimiento de Unidad Nacional; pero en ese entonces, ya había un movimiento internacional de la ultraderecha que apostaba por la violencia y la destrucción del sistema político democrático venezolano.

Dando continuidad a sus planes la oposición para el 08 de junio de 2009, reestructura su autodenominado acuerdo de Unidad Nacional, después de los fracasos y reveses sufridos; dando forma a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la cual con un discurso de “unidad democrática”, planteó, desde la sociedad civil, y no del pueblo, estrategias, programas, derechos humanos, descentralización, asuntos sociales, asuntos internacionales, organización, movilización y temas electorales, en miras a llegar al Poder. La MUD nace proponiendo “fortalecer el sistema democrático venezolano”, y garantizando los derechos humanos. Toda una postura hipócrita si contamos con los antecedentes de esos partidos políticos que conforman la MUD, y que crearon una destrucción sistemática a la disidencia política de la izquierda venezolana. El 30 de julio de 2014, el Secretario Ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, renuncia ante las guerras internas de la MUD, una lucha despiadada por ocupar los espacios de dirección. Después de dos meses y medio logran ponerse de acuerdo y el 24 de septiembre de 2014, seleccionan al periodista Jesús “Chúo” Torrealba, como nuevo Secretario Ejecutivo de la MUD. Este personaje no solamente tiene referencias de estar relacionado con los sectores de ultraderecha, sino que su postura, dura, ha creado violencia y desatino en el seno de la MUD. Mendoza expresó, que en este panorama se encuentra hoy la MUD y sus decisiones electorales para las elecciones parlamentarias del próximo diciembre. Hay una lucha interna entre liderazgo (las cabezas de los representantes de los partidos políticos), y entre los grupos o movimientos políticos entorno a la MUD, los cuales pelean por mantener sus espacios electorales ganados en la última elección. Coindicemos por lo dicho por el gobernador del estado Barinas, Adán Chávez, en razón de que “hay que seguirle la pista a las actividades de la oposición, porque la tal mesa de la unidad democrática no es democrática y no tiene ninguna unidad”. En concreto, recalca el compatriota Adán Chávez, “el enemigo de esta revolución es el gobierno del imperio norteamericano…y la oposición venezolana lo que hace es continuar con el golpe continuado de desestabilización. La tal mesa de la unidad democrática no es democrática y no tiene ninguna unidad, a ellos los mantiene solo el apoyo, la exigencia del gobierno norteamericano.”En esa realidad en que se mueve la MUD, es que se da todo un cúmulo de confrontaciones y luchas viscerales encarnizadas que más allá de buscar la conquista de derechos sociales y ciudadanos, se busca la desestabilización y el agotamiento del modelo económico y productivo del país. Se quiere destruir el país para asegurar espacios políticos a estos grupos que conforman la MUD.

Acotó que en este mismo sentido, se expresó el Presidente Nicolás Maduro: “Venezuela tiene suficiente patrimonio moral. Nuestro pueblo es un pueblo noble, solidario…Chávez formó un pueblo muy participativo, muy crítico, muy exigente… Y ese pueblo sigue allí, satisfaciendo sus necesidades y defendiendo a su Revolución;….hasta los propios opositores se han llenado de los principios de la Revolución Bolivariana y como respuesta de su parte hacia la nación lo que ha habido en Venezuela es posiciones que han ido alentando el odio entre el pueblo”.

Finalmente, el mandatario bolivariano concluyó alertando al pueblo para que sepan discernir con claridad la concepción moderna de la oposición en Venezuela, la cual está hilvanada en razón de un juego macabro de destrucción y aniquilamiento del sistema democrático venezolano; no es ya un odio a la figura y liderazgo del Comandante Supremo Hugo Chávez, sino al pueblo que confía en el legado de Chávez. Por eso, la MUD va viento en popa hacia una nueva derrota electoral, donde el chavismo no solamente logrará consolidarse, sino proyectarse aún más en el plano continental como una ideología de vida, de independencia y autodeterminación plena, en la consolidación del Estado Socialista y en la comuna como espacio de autogestión y autogobierno democrático y participativo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.