Campaña

24.feb.2014 / 11:12 am / Haga un comentario

 El Alcalde socialista Alfredo Mendoza, afirmó que en el año 2.011, el Comandante Supremo, Hugo Chávez Frías, expresó que el “… OPINIONimperio anda enloquecido y es una amenaza verdadera para la paz del mundo…”. Y esa realidad ha recrudecido en el presente año con un plan hilvanado en la llamada reunión de México, realizada en el 2010, donde participó buena parte de la dirigencia opositora estudiantil y política. Chávez hizo hincapié en vida, de la necesidad de realizar esfuerzos para promover la unidad sudamericana y afrontar los retos del futuro; su consigna fue que la “…igualad y la justicia es el camino al socialismo. Unidos podremos lograrlo”. Y es que para él esa conspiración internacional no le era extraña y sabia, con conocimiento de causa y a través de ese sexto sentido que le caracterizó como líder, que para alcanzar llevar a la región a la paz, era necesario neutralizar la influencia imperial en los cuadros conspirativos que en la sociedad venezolana se ha venido encriptado;  Sudamérica, expresaba Chávez, “…quiere democracia, no más dictaduras, ni intervencionismo, hay que asumir el proyecto de unidad de Bolívar”.

 El burgomaestre agregó, que la región latinoamericana debe ser un espacio que ratifique la voluntad, cada día más firme, por una Sudamérica independiente y potencia social. Un arma herramienta fundamental, que nos legó el Comandante Supremo, fue la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) y de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), creadas para consolidar el desarrollo de la región y promover modelos de desarrollo propios, ajenos a las imposiciones de Estados Unidos u otras potencias. El ALBA nació bajo iniciativa de Venezuela y Cuba, a la que se sumó casi inmediatamente Bolivia y otras naciones latinoamericanas y OPINION2del Caribe para ser contestaría del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) de Estados Unidos que posteriormente viró en Tratados de Libre Comercio (TLC). Como expresara Hugo Chávez acerca de la necesidad de hacerle frente al Imperialismo global: “Plena unidad política económica del ALBA, de UNASUR para que nos blindemos, consolidemos como una gran zona. Queremos paz, no guerra; queremos soberanía, no queremos imperialismo…”

 El dirigente de la tolda roja expresó, que la posición de quienes desde los gobiernos locales y estadales tenemos compromisos de gobierno, es la de ser cónsonos con el ideal de Chávez, hoy orientado y guiado por el camarada Presidente Nicolás Maduro, de fortalecer la unidad latinoamericana y hacerle frente a la conspiración con demostraciones de unidad política y social, rescatando los cuadros de batalla de la revolución, como los colectivos sociales, que han sido víctimas de una manipulación mediática que los ha tildado de violentos; los colectivos sociales se han creado en las distintas comunidades del país, para profundizar el poder popular y comunal, y hacer posible la transferencia del poder a los ciudadanos y ciudadanas. Su labor es social y de interés colectivo, no de una banda al acecho de la propiedad privada o de las vidas de gente inocente. Las balas que han hecho daño a nuestro pueblo en esta locura de violencia desatada por los conspiradores de ultraderecha, han venido, en su mayoría, de las propias filas de los grupos opositores. Y en los casos puntuales donde hubo un exceso de la fuerza pública, la decisión del Gobierno Nacional no ha dejado espacio a la duda: se han destituido y se han puesto a las órdenes de nuestro sistema de justicia a quienes fueron responsables.

 Finalmente Mendoza, recalcó que estamos ante una escalada de “locura” del Imperio Norteamericano y sus países aliados; estamos ante la “locura” de un ex presidente colombiano, Álvaro Uribe, y un grupo de apátridas conspiradores que creen que con incendiar a Venezuela se les puede dar el juego de tumbar un Gobierno democrático y legítimo. La trampa esta develada y el pueblo está atento y actuando; el liderazgo del Presidente Maduro ha demostrado no solamente que es el hijo de Chávez en su ideario político, sino que es un líder que ha sabido afrontar esta guerra de cuarta generación, con humildad, con la verdad por delante y la moral inquebrantable de un revolucionario convencido de que el camino a la paz es  el horizonte de los nuevos tiempos y hay que apostar a ella, a pesar de tantas situaciones y manipulaciones que a veces colocan contra corriente a quienes hacen lo bueno y lo justo en sus naciones. De esta crisis y de las que vengan, saldremos triunfantes, porque de batallas y victorias estamos hechos y nada humano cambiará ese destino de la Patria.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.